poltergeist de emociones

emoción

ricardocoach #viajemosjuntos

Cuando nos dejamos llevar por la emoción comienzan a suceder fenómenos paranormales. Es el Poltergeist de tu cerebro límbico, una sucesión de fenómenos, aparentemente, sin explicación cortical.

Cuando inicias un viaje con tu coachee, cuando decides acompañarle en esa aventura que es el coaching, no paro de sorprenderme. Es realmente uno de los procesos profesionales más gratificante que estoy experimentado. Y me imagino todo lo que está por llegar y me sigo sintiendo Mr. Potato. Cuando creo tener todas las piezas bien colocadas, ZAS!!, llega otro y me descompone. Es espectacular observar como el coachee, a quien acompañas, pasa de ser un conocido cercano para sí mismo a ser su mejor aliado, a ser su propio padre y su propia madre. De ahí que cuando exploramos, abramos los paraguas emocionales que quedaron plegados en ese arrinconado cubo cuando salimos por la puerta de la niñez. Ese momento, mejor dicho, ese momentazo como diría Boris Izaguirre, es brutal. No he abierto ningún paraguas todavía sin precipitación…precipitada^^

El cerebro límbico, sobre todo el del lado derecho, se nos antoja emotivo, algo ñoño, incluso, pero tremendamente efectivo cuando empezamos a quitarle las llamadas capas de cebolla. Una tras otra van cayendo y al final te encuentras con la emoción que te bloquea, que te atasca…trata de arrancarlo!!. Es inútil, cuanto más aceleres más te hundes. 

El coach no conduce, el coach no aprieta el acelerador, el coach no gestiona el conflicto, ni tan siquiera pela la cebolla; el coach no resuelve problemas, no somos el Sr. Lobo de Pulp Fiction, yo sólo te acompaño con preguntas, alguna evocadoras otras provocadoras. El coach te pregunta si le permites, el coach es un cansino profesional de las preguntas, el coach te observa y tranquiliza porque no es un examen, porque no hay respuestas buenas ni respuestas malas, el coach te acompaña y cuando viajemos a la oscuridad de Mordor, encenderá su linterna. El coach es tu GPS pero sin meter su mapaEl coach es el Simón de las preguntas que repite y repite hasta completar la serie.

Sigamos preguntando, sigamos viajando por este cerebro de emociones que nos conectan a lo que vivimos y a lo que está por vivir, sigamos #viajandojuntos porque lo mejor del viaje todavía está por llegar. Yo te acompaño, no tengas miedo, tu poltergeist emocional es maravilloso…y necesario.

#viajemosjuntos

Anuncios

trazabilidad

ricardocoach viajemosjuntos

ricardocoach viajemosjuntos

Tras ver el documental #TRACEABLE del #MoritzFeedDogFestival de Barcelona, me he agitado y eso es buena señal. Comparto con vosotros reflexiones, espero que tan poderosas, como las preguntas que me han provocado.

Nos hemos instalado en una cultura del consumo rápido, y el caso de la ropa es un ejemplo perfecto de esa necesidad por consumir nuevas prendas cada vez más rápido, es el llamado fast fashion. Nos estamos dejando devorar, poco a poco, por este enorme FAST FAT que nos ha prometido satisfacer todos nuestros deseos, como nunca antes nos había pasado. Pero esta PROMESA PLACEBO de darnos lo que deseamos no termina nunca. Somos PROMETEOS ENCADENADOS AL ENGAÑO, una y otra vez, insatisfechos tantas veces como cambia de maniquí el escaparate. Como dice Bauman: El síndrome consumista exalta la rapidez, el exceso y el desperdicio.

Sin embargo, no todo está perdido, hay nuevos movimientos, nuevos trazos por mirarnos hacia adentro, por formularnos preguntas que busquen esa TRAZABILIDAD interna que nos permita conectar con todo aquello que el FAST FAT devora a su paso. En el caso de la ropa, que ha dejado de ser una necesidad a ser moda, de ser un consumo masivo que hace de los Flea Markets otra moda de tanta prenda que ya nos cansa…tanto como las nuevas preguntas por contestar:

¿ESA PRENDA CON QUÉ TE CONECTA, mejor dicho, CON QUIÉN NOS CONECTA ?

Me parece un punto de partida fascinante. #Todosestamosconectados, y no me refiero a la moneda de dos caras que es la GLOBALIZACIÓN, ni siquiera a la tecnología que ya nos permite llegar a la aldea donde tejieron tus pantalones…me refiero a esa conciencia global de saber que para llegar al TODO es necesario la suma de los individuos. Esa sería la mejor prueba de que las personas nos importan.

Cómo podemos llevar sobre nuestra piel una historia personal y pretender entender qué es lo que me sucede o para qué hago lo que estoy haciendo hora, en este preciso momento. ¿De verdad, no crees que es absurdo?. No estamos solos no es un slogan de extraterrestres sin verificar…es nuestra respuesta más terrenalmente obvia y sin embargo obviada por intereses del FAST FAT que nos devora.

Quiero responderme a mis preguntas, quiero saber cuál es mi TRAZABILIDAD. Si no soy capaz de seguir mi propio trazo estaré en todas las manos que no son las mías. No quiero ser como mi camisa, con marca pero sin nombre, con etiqueta pero sin ética. Creo ,sinceramente, que es el momento de empezar a contestar, de empezar a contestarnos…en el momento que no nos miremos a la cara, seremos cobardes engullidos, perdidos, sin posibilidad de encontrar el trazo.