el engaño de ícaro

Ayer despedíamos a un compañero de trabajo, a un amigo amante de a la música rap, amante de lo irreverente, amante de no aceptar lo primero que le dicen, esos que se tienen que quitar los piercings al llegar a la oficina cada mañana. A mi amigo, la crisis económica no le tocó, pero pese... Leer más →

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑