el engaño de ícaro

seth gonin y chigry

Ayer despedíamos a un compañero de trabajo, a un amigo amante de a la música rap, amante de lo irreverente, amante de no aceptar lo primero que le dicen, esos que se tienen que quitar los piercings al llegar a la oficina cada mañana.

A mi amigo, la crisis económica no le tocó, pero pese a todo, decidió abandonar su confortable trabajo, su confortable equipo de fútbol, sus confortables findes en el poble y alzar el vuelo hacia la capital londinense. Allí, lejos de ser un nuevo súbdito del Imperio británico, volvió a ponerse sus queridos piercings para desarrollar un proyecto con otros desafiantes ícaros.

La sociedad de economía industrial hace tiempo que languidece, el dime qué-tienes y te diré qué-vales está siendo siendo substituido por el dime qué-eres y te diré-cómo lo podemos conseguir juntos. Es lo que algunos llaman: una sociedad creativa donde el antiguo modelo de producción de ideas, de recorrer caminos lineales ya no tiene sentido. Ahora las vías del tren te llevan a la magia de Hogwarts, o se  transforman en el gatobus de Miyazaki. 

Con las nuevas tecnologías, en esta revolución 2.0, todos somos portadores de la varita mágica de Harry Potter o del pincel del maestro japonés. Ahora todos somos creadores de arte: No es la manera de relacionarse, sino, la manera de relacionar las cosas. La manera de  es proporcional a las nuevas posibilidades que nos ofrecen las redes. Para mí, ésta es una de las principales causas del llamado: cambio de paradigma. Lo mejor es la posibilidad de formularnos nuevas preguntas y de una manera constante,  ese es el motivo por el cual todo está moviéndose tan rápido. Es como si el mundo global funcionara cual un enorme cerebro donde todas las sinapsis son infinitas. El mundo sólido que conocíamos se está fundiendo como si del período jurásico se tratara, como dice Zygmunt Bauman: la modernidad es líquida.

el engaño de ícaro

¡Es realmente fascinante! pero la pregunta es: ¿fascinante para quién? Crear arte, como dice Seth Godin, dar valor a partir de lo que nos hace diferentes, de aquello que nos hace únicos, es un reto, un desafío, y eso provoca náuseas, miedo ante lo desconocido. Esto es lo peor, lo que más le preocupa a los acomodados, a los menos osados, a los eneatipos ikea, aquellos que necesitan los pasos enumerados, la posibilidad de ver el resultado final antes y durante, aquellos que confían en el catálogo, en su decálogo.

¡eneatipos ikea! Es el fin de la hora del MONTAR, llegó la hora del CREAR

Compartiendo un proyecto común, hace un tiempo, conocí a Rafa Díaz, mucho más que un técnico de proyectos, es un enamorado del desarrollo del individuo, de todo lo relativo al talento (este término realmente le pone) y además un buen amigo. Él me descubrió El Engaño de Ícaro de Seth Godin. Éste fue el regalo que le hicimos de despedida a mi amigo, el de los piercings, el mismo que un buen día, cogió sus alas y se atrevió a volar muy alto, tan alto como le fuera posible…ahora ya nadie le volverá a engañar!

¡Vuela alto Pau, vuela alto!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s