bienvenidos a la tierra media

Unos lo llaman el tercer tiempo, otros el vestuario, otros la zona mágica…ya sabéis aquella donde suceden cosas inesperadas, esa frontera que delimita con la famosa zona de confort, donde los más aventureros se atreven a cruzar. Ayer fue un día de esos, así lo pude sentir y estoy seguro que mis compañeros de curso tuvieron esa misma percepción.

Tras dos intensos días, unos cuantos aventureros decidieron quedarse, cada uno proviene de mapas muy diferentes, Tarragona, Valladolid, Ferrol, etc. Cargados con maletas, otros con su mochilas, todavía estamos en ese momento inicial donde sólo cada cual conoce el peso de su mochila. Ayer, algunas empezaron a abrirse…y lo más grande fue cuando comenzamos a compartirlas. Fue un momento mágico y sé que la rapidez de estos procesos donde vencemos a Mr.Saboteador, a Mr.Automatismos y a Mr.EGO sólo pueden darse cuando el marco en el que te mueves cambia radicalmente, cuando dejas de jugar los 90′ oficiales, donde te sientes observado, donde se supone que eres casi perfecto, donde nadie procura hacer ruido, sólo después, en el vestuario es cuando nos desprendemos de todo lo sudado y nos atrevemos a quedarnos desnudos.

Es fascinante desde el conocimiento del coaching, desde un nuevo modelo de comunicación donde tenemos que erradicar tantos clichés, cómo nos sorprendemos a cada módulo que vamos dando, cómo cada cual reacciona, cómo cada cual lucha de una manera diferente por alcanzar ese nivel puro de creatividad que es el coaching para mí. Sé que en otros rectángulos de juego esto que os explico es más complicado y sólo se abren los bolsillos laterales de las mochilas…ya sabéis, donde llevamos esas pequeñas cosas que podríamos perder sin problema.

Visualizáis aquellas siluetas recorriendo las cumbres montañosas de la Tierra Media liderados por un mago…¿os acordáis?. Así me siento yo, recorriendo esta zona mágica con mis dos magos Ana Riesco y Enric Solanes, perteneciendo ya a una comunidad: la #comunidadcoach. No estoy solo en el viaje, nunca estamos solos por muy jodido que sea nuestro momento vital, pero recordad: sólo debe ser un momento. Tenemos tantas cumbres por descubrir que es hora de cambiar los #automatismosólidos del pasado por los #automatismoslíquidos del presente-futuro.

Bienvenidos a la Tierra Media, bienvenidos a la zona Mágica, bienvenidos al vestuario…y recuerda: ¡el mapa no es tu territorio, el territorio eres tú!

#viajemosjuntos (dedicado a mis compañeros del Máster^^)

Anuncios

el montaje del director

SUBMODALIDADES

Tú eres mi #COACH, tú eres en quién yo he depositado mis metros y metros de bobina filmada, sean del género que sean. Y sé además que me pedirás revisarlas, juntos, plano a plano, fotograma a fotograma.

Yo tengo mi top10 de lo mejor, de aquellas que recordaré siempre como las historias que me hicieron vibrar, las que me hicieron feliz y por las que merece la pena vivir. Quiero ampliar mi top, pero sobre todo, quiero revisar aquellas que no fueron tan buenas, no me importan lo que me dijeron aquellos reputados críticos; yo sé en el fondo cuáles son aquellas tramas vitales que me han marcado negativamente. Quiero un nuevo montaje…el montaje con mi COACH, el nuevo montaje del director.

Es fascinante ese proceso de revisionado, todo recuerdo, dependiendo de su intensidad dramática (positiva o negativa) queda velado en ese curioso lugar con forma de almendra. Nuestro cerebro es un artista inconformista, con el paso del tiempo, nunca nos parecerá del mismo color, del mismo tono, de la misma exposición o del mismo movimiento. Ahora quiero revisarla, sé que no puedo cambiar lo filmado…pero ¡Ufff!, hay unas herramientas tan impresionantes para retocar y retocar, hasta límites insospechados.

Siempre me han gustado aquellos profesionales capaces de tocarlo todo, interesados en el multitasking, nada dogmáticos, knowmads del pensamiento líquido. Yo si fuera tú, pero no me hagas mucho caso, es mi película, me decidiría por un montaje de este tipo. Las tramas sólidas ya no existen, de hecho nunca llegaron a existir. Todo funciona a lo mindmap, mapas neuronales imposibles, sin líneas rectas aparentes, como la arquitectura orgánica de Gaudí. Aquello que era imposible para todos puede ser perfectamente posible para ti. Yo lo intentaría, tenemos cientos de submodalidades para ir combinando, para ir jugando. Las Visuales, las Auditivas y las Cinestésica #VAC.

IMG_6464

Y no me digas que esto no es un juego, ya sabes cómo comenzó nuestro aprendizaje, y no me digas que algunas de tus mejores películas, aunque sean cortos o secuencias sueltas, no son de las mejores. ¡WoW! Todavía recuerdo la sonrisa amable de mis playmobils por muchas perrerías que les hiciera.

Me ha parecido muy gratificante conseguir esta sonrisa de playmobil^^ cuando en una de estas revisiones hemos eliminado todos los sonidos de fondo y le he pedido que en su pista de audio, metiera su canción favorita. No es que quisiera hacer como Stanley Kubrick, el director de 2001:Una Odisea del Espacio que la cambio toda entera en el último momento, pero este atrevimiento (no dejas de meter mapa cuando haces algo así) ha tenido su recompensa.

Cómo imaginar ahora aquellas naves espaciales orbitando sin el Danubio Azul, pero con las submodalidades (y alguna cosita más)…cualquier día presenciamos tu odisea de película con otra BSO, o con unas gafas 3D, o a lo slow motion que ahora duerme en un cajón, como tantas y tantas otras bobinas esperando a ser revisadas.