and the oscar goes to the EGO

Birdman Poster

Andy Stalman nos dice que necesitamos una sociedad más justa y Zygmunt Bauman nos advierte que somos una sociedad de conciencia egoica. No son los únicos que nos hacen señales de aviso:  Andy con BrandOFFON y Bauman con su Modernidad Líquida, dos best-sellers que comparten, como mínimo, ese marco cambiante donde nos ha tocado vivir o, como dirían algunos, sobrevivir.

En este marco líquido, de egos galopantes, de una manera sólida, the oscar goes to Alejandro González Iñárritu, otro creador interesado en mostrarnos siempre el lado más oscuro y descarnado del individuo. Un director mexicano, apodado El Negro, que buscó en la meditación y el autoconocimiento alejarse del mundanal ruido de esta sociedad off-on, de esta nueva sociedad digital. El resultado tras su vuelta a los ruedos: Birdman, la ganadora de la gala de los Óscars 2015. Una obra tan necesaria, con o sin Óscar, por la dimensión egoíca del protagonista, (mi querido Michael Keaton) disfrazada de superación personal, reinvención en un nuevo mundo on-line, él que fue una estrella de la era sólida, de cuando los héroes no se disfrazaban con capas de chroma verde, cuando los héroes eran mártires y no como ahora…que buscan la viral inmortalidad pese a que todo caduca a la velocidad de un tweet.

Queríamos ser protagonistas, incluso, nos conformábamos con ser el antagonista…pero no! ahora somos EGOICOS, desde lo más alto queremos volar, desde rascacielos que se destruyen a lo Rampage, desde titánicas proas proclamamos I’m the King of the World. Ahora queremos más, porque lo valemos, porque nos lo dijeron nuestro padres, con mucha sobreprotección y amor saturado de enzimas prodigiosas. Somos mutantes de una generación X, con nuevos poderes que no acabamos de entender todavía. Y no culpo a nadie, no me interesa esa búsqueda quimérica, sólo constato desde dónde hablamos, desde dónde sentimos…

es hora de que el EGO vuelva al YO, es tiempo de desmontar el LEGO del EGO.

Las antiguas estructuras verticales ya no aguantan el peso, las pirámides ya fueron profanadas, su organización vertical provocó una comunicación vertical que alimentó a la bestia (#EGO). Ahora, es impensable, simplemente porque ahora se espera un feedback, se espera una respuesta, no una orden , se espera una emoción, no un emoticón, esperamos reunirnos para un braintrust no para una reunión.

De la misma manera que la evolución humana no acabó en la prehistoria, (erróneo consenso que ya estamos desmontando), seguimos avanzando en el estudio del individuo, del autoconocimiento, gracias a la información genética, y el avance de la neurociencia. Desmontar presuposiciones egoicas, no es volver a las cavernas, no es abrazar sagradas escrituras, sean del color que sean, no es ser dogmáticos ni de la ciencia, ni de la fe, ni de ningún gobierno Homeland^^.

Es saber que nos queda mucho todavía por evolucionar, en todos las dimensiones del ser, del YO sostenible, del YO ecológico (#coaching), si conseguimos reeducarlo el EGO, marchará, saldrá volando por esa ventana que ya por fin hemos abierto de par en par.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s