encuentros en el fin del mundo

top5 coaching

Todos oímos o leímos la noticia de la masacre de los yihadistas en este triste comienzo de año en un primer momento, pero una vez que vimos las primeras imágenes sobre el policía rematado a sangre fría, nuestra percepción del horror y de condena fueron inmediatamente exponenciales. Una cosa es oír la radio, leer el tweet y o otra ver la imagen.

Volviendo a la ficción del cine, siempre más amable que la realidad filmada, quiero subrayar que la capacidad de establecer conexiones es tan infinita como todo lo que nos rodea. Es algo que no paro de constatar, cada día, desde aquel salto a la creatividad de la mano de Lucas Daglio. ¡Gracias!

Recuerdo en una presentación de empresa, terminar la exposición con una escena del documental ENCUENTROS EN EL FIN DEL MUNDO de Werner Herzog (¡no! no va de pingüinos), donde entrevistaba a personas de diferentes países para averiguar cuáles eran sus motivaciones para ir a la Antártida, la llamada última frontera. Recuerdo aún la cara de algunos empleados no entendiendo el porqué. Os lo recomiendo.

Estoy confeccionando una lista de películas, pero insisto, te sorprendería ver cómo puedes utilizar TODO, y de la manera que tú creas. Desde una escena de cine mudo a un episodio de Breaking Bad. Desde un anuncio a una escena de los Simpsons. Desde un videoclip a una rueda de prensa de Pep Guardiola/José Mourinho.  Desde un fragmento del discurso de Steve Jobs o del presidente uruguayo José Mujica a un monólogo de Pepe Rubianes.

Sé que lo has oído hasta la saciedad, pero para mí es el único error que no me permitiría en una presentación/exposición: Saber para quién hablamos. Si haces el esfuerzo de buscar cuáles son los referentes con los que conecta tu público, da igual que no hayas visto todas las temporadas de Juego de Tronos, da igual si no simpatizas con el entrenador portugués, da igual si no te gustan los dibujos animados de South Park .Si esa escena de 3′ ó 4′ (recomiendo no mucho más) SHOW your IDEA, !!GREATl!! no sólo te has ahorrado cientos de palabras, si no que has generado miles de sinapsis más poderosas. Y lo más importante, aún recuerdo el consejo de mi buen amigo y experto en comunicación Miquel Pérez Boj :

“¡No hay  monstruo más peligroso que el ABURRIMIENTO! “

todos somos alan turing

imitation game

Soy incapaz de empatizar, soy incapaz de calibrar a los demás, soy incapaz de entender las bromas, soy incapaz de ser un líder transformacional, cuando aumentas la conciencia del grupo, (gracias Ana Benedito Pons por explicármelo), soy incapaz de escuchar activamente a los demás, no sé comunicar toda esa ebullición de ideas que tengo en la cabeza.

Alan Turing, el padre de las computadoras, el genio que evitó que Inglaterra no perdiera la guerra contra la invasión nazi. El genio que acortó la 2ª Guerra Mundial dos años al descodificar la famosa máquina alemana de transmisiones llamada ENIGMA.

Pero el verdadero ENIGMA, es entender cómo alguien con esas carencias, cómo alguien así pudo construir una máquina tan compleja con un equipo de personas bajo su dirección y la supervisión del gobierno británico. Estamos cansados de leer posts, de ver infografías con todas las skills, con todas las competencias necesarias para poder ser todo eso que este singular genio no ejemplariza. Han tenido que pasar 50 años para que este secreto de estado saliera a la luz. Ahora con la espléndida versión cinematográfica The Imitation Game tenemos la ocasión perfecta para poder #viajarjuntos en un biópic inspirador y motivador.

Todo lo que sí tenía Alan Turing, héroe intelectual:

·OBJETIVO DEFINIDO: quería ser el mejor descifrando, resolviendo criptogramas

·VISIÓN SISTÉMICA: no basta con resolver ENIGMA, hay que saberlo dosificar para evitar ser descubierto por el enemigo.

·COMUNICADOR: Se ayudó del equipo para contactar con Winston Churchill y pedir la financiación necesaria para un proyecto tan complejo.

·ACTITUD PILOTO: Hay 3 tipos de ACTITUDES en la vida, PILOTO (yo dirijo), AUTÓMATA (me dejo manejar) y HOUDINI (desaparezco). Alan Turing decidió pilotar su propio sueño, fue el primero en imaginar cosas que nadie podía imaginar.

·LENGUAJE PROACTIVO: De acuerdo, decíamos que era poco empático (también hay que decir que la versión cinematográfica no refleja al 100% algunas competencias del protagonista: no era tan poco empático y sí tenía sentido del humor) pero soy de los dicen: voy a descifrar ENIGMA (lo repite varias veces en el film), sí que puedo construir mi computadora, necesito buscar otro enfoque, necesito nuevos aliados.

·CREATIVIDAD: La imagen de intentar conectar cientos y cientos de cables en diferentes paneles es una metáfora perfecta de lo que gente como Lucas Daglio o Andy Stalman me explicaron. La creatividad no es buscar, es saber conectar cosas QUE NADIE PODÍA IMAGINAR.

·CONSTANCIA: Apremiado por la situación del conflicto bélico, el momento de que estaban al límite (como tantas empresas con la crisis actual) tenían un plan de trabajo muy duro y marcado en el calendario. La constancia obsesiva, las ganas con las que se le ve construyendo su proyecto, desesperando cuando no consiguen dar con los códigos. Es apasionante ver todo ese proceso en una ficción que no lo es. Todo aquello ocurrió, y a muchos de nosotros nos suena.

De una u otra manera, todos los que hemos liderado proyectos, todos los que hemos luchado contra las presiones hemos sido Alan Turing. ¿Cuántas veces te has caído y te has levantado? y ¿Cuantas veces has escuchado que alguien como tú no podría hacerlo?

Me quedo con el leitmotive de esta espectacular película:

Es la gente de la que nadie imagina nada, la que hace las cosas que nadie puede imaginar”